Entrevista: Janeth estudia en la Santiago y trabaja en un chat caliente

Janeth* tiene 22 años y trabaja en un chat caliente. Con la plata que recoge de su trabajo paga su carrera de Derecho en la Santiago y, además, le alcanza para vestirse como quiera, pasear a donde desee y hacer lo que se le antoja.

Janeth dice que no le importa mucho lo que piensen de ella, que si la gente desea pensar que es una prostituta, bien puede hacerlo, pero que ella sabe muy bien que es diferente.

Cómo empezaste en esto

Eso fue hace menos de un año, cuando estaba pasando por una crisis de plata muy complicada. Vi por facebook un clasificado en el que decían que buscaban mujeres para chats calientes que podían ganar más de $3 millones al mes, decidí llamar y bueno, me contrataron.

En qué consiste el trabajo exactamente…

Básicamente, en desnudarse y tocarse a través de un chat para personas que viven en Europa y EE. UU. Lo hacemos a través de una plataforma especial a la que los clientes tienen acceso. Mi trabajo es primero en un chat atraer a los clientes a mi perfil. Para iniciar el chat caliente, ellos deben aceptar el pago y hacerlo con tarjeta de crédito. Yo empiezo a facturar desde el momento en que ellos deciden entrar a mi perfil dentro de la plataforma…

Y qué cosas debes hacer…

Lo que me pidan. En general uno está en ropa interior y utiliza un lenguaje muy fuerte, algo como “quieres ver todos mis dedos adentro? ¿Te gusta cómo se ven mis tetas?”, cosas de esas. Ellos ya empiezan a pedir que uno se desnude, que uno se toque, que uno se masturbe…, pero la idea siempre es hacer todo muy lentamente, porque entre más tiempo, más plata…

Entiendo. Y cuánto ganas...

Mirá, si yo quisiera, pudiera hacerme perfectamente $10 millones de pesos al mes, pero yo estudio y no estoy interesada en quedarme todo un día en un chat caliente haciendo plata. Yo hago esto mientras estudio porque finalmente es un trabajo. Normalmente estoy con dos clientes a diario y con eso puedo hacerme cerca de $3 millones por mes.

¿Y no te asusta que te puedan ver en Colombia?

No, porque yo trabajo con gente seria y la plataforma permite bloquear el país que yo quiera. Yo solo lo hago con rusos, alemanes, italianos, franceses y gringos…

Y quiénes son tus mejores clientes…

Definitivamente los gringos y los rusos. Ellos son los más bizarros, me piden cosas muy raras y yo accedo casi a todas porque uno debe satisfacer al cliente y porque entre más tiempo, como te dije, mejor.

Qué cosas te piden

Bueno, me da un poco de pena. Pero lo que más piden es que meta mis dedos en mi ano…

¿Y eso te gusta?

Me gusta cuando estoy con mi pareja, pero no tanto cuando trabajo, ahí ya es solo eso, trabajo.

Y qué dice tu novio…

Nada, no sabe. (risas…)

Qué pasa si se entera

Nada, no puede pasar nada.  Somos novios, eso no se lo he dicho porque no he encontrado el momento. Espero que no se vaya a pillar con esta entrevista que soy yo…, pero hasta mejor si se entera por aquí de una vez…

¿Tú crees que es igual a la prostitución?

Pues es diferente porque yo no me estoy acostando con nadie. Pero si alguien quiere decir que es como la prostitución la verdad es que no me importa. Por ahora es mi trabajo.

Pero trabajas desde tu casa…

Sí, los que manejan la plataforma instalaron todo a mi computador personal, así que lo hago desde mi casa, sin problema.

Y qué ha sido lo más raro que te han pedido…

Un idiota quería que usara dos plátanos. Eso se complica porque tanto uno como la empresa para la que trabajo no quieren perder plata, entonces uno tiene que lidiar con eso… Poquito a poco, hablándole bonito le dije que solo uno y aceptó, entonces solo usé uno…

Y los clientes qué hacen mientras te ven…

De todo, hay algunos que lo ven a uno con la esposa, con la novia, con el novio, mientras están en orgías, o solos, y bueno, hacen de todo… Ya he visto mucho, la verdad. No he hecho mucho, pero he visto mucho…

¿Tienes clientes constantes?

Sí, claro, tengo como tres o cuatro. Eso es bueno y malo. Es bueno porque casi que es dinero seguro con ellos. Pero es malo porque empiezas a tener confianza y eso no es tan chévere. Empiezan a preguntar mucho e incluso, una vez hubo uno que me estaba echando los perros. Me dijo que dejara eso, que él venía hasta Cali a conocerme y podríamos irnos a vivir a Europa. Yo lo llegué a pensar, pero cómo me iba a meter con un man de esos que se la pasa pagando por porno,,,

¿Qué pensás de esos tipos que pagan para ver a una mujer masturbarse?

Pues mirá, no es una cosa muy rara, después de todo. Es decir, a todos, mujeres y hombres, nos gusta todo este tema y todos tenemos nuestras perversiones. Ahora, la verdad es que me sorprende el nivel al que llega mucha gente. Porque para mí, los que alimentan este negocio, los que ponen mi salario, son unos adictos, creo que tienen algún trastorno. Yo he llegado a estar con clientes hasta cuatro horas, y al día siguiente me están hablando otra vez y me imagino que también ven a otras compañeras, y tal vez tengan mujer e hijos. Realmente es muy loco, pero bueno, cada quien tiene su adicciones, así sea rezar el rosario, jugar fútbol, o ver porno, ¿no?

¿Tus amigos de la u saben?

Un par de amigas, nada más. No creo que le vaya a contar a otras personas. Esta es una sociedad todavía muy conservadora. Una mujer que haga esto inmediatamente se convierte en una perra, pero si es un hombre, es el rey, ¿no? El Puto Amo, dirían ustedes. Así que prefiero evitarme discusiones y señalamientos.

¿Y en realidad piensas salirte de un negocio tan bueno?

Tal vez monte el mío propio (risas). No, en realidad yo no quiero seguir en esto, no me nace. Por ahora es un trabajo pasajero, así como muchos estudiantes trabajan de meseros mientras están en la u, pues yo hago esto. Espero, claro, salir a trabajar cuando me gradúe con un sueldo decente. Por ahora, mis planes son terminar la u, conseguir un buen trabajo y dejar esto. Pero ya veremos…

¿Le recomendarías tu trabajo a alguien?

La verdad es que sí. De hecho tengo un par de amigas que lo hacen porque yo se los recomendé y bueno, siguen contentas. Mirá, si uno hace un montón de estupideces por un hombre que le gusta, por qué no hacerlo por plata y sin que nadie te toque…

 

 

 

Facebook Comments