Recuerdo con nostalgia cuando el transporte público en Cali era el mejor

Empresas como la Papagayo, la Blanco & Negro, la Alameda, Crema & Rojo, Verde Plateada y demás, te llevaban rápido a donde tuvieras que ir.

Redacción El Chontaduro

 

Todavía se me vienen a la cabeza esas buenas épocas en las que para desplazarte a cualquier punto de la ciudad tenías mil opciones para escoger, todas buenas y de mucha calidad. Empresas como la Papagayo, la Blanco & Negro, la Alameda, Crema & Rojo, Verde Plateada y demás, te llevaban rápido a donde tuvieras que ir. ¡Qué tiempos hermosos que no volverán!

Hoy en día resulta muy difícil transportarse en esta ciudad debido a la escasez de opciones que hay en cuanto al servicio de transporte público, siendo sinceros, el MIO abarca casi el 90% de las opciones dejando el 10% restante a rutas de algunas empresas que han logrado sobrevivir, taxis, piratas y motorratones, de esa manera pues queda muy bravo desplazarse y poder llegar a tiempo a tu destino. Todo esto sin contar la cantidad de plata que se le puede ir a uno si coge taxi, pirata o motorratón, entre 3000 a 4000 por pasaje,(hasta 10 mil en taxi) en MIO 1900, pero con la incertidumbre de arriesgarse a llegar tarde, a irse apretado, a hacer transbordos y un poco de situaciones más que antes no pasaban en esta ciudad, por lo mismo, habían múltiples opciones de servicio, todas efectivas, para ser sincero.

Ver esas estaciones repletas de gente desesperada por subirse en un bus de esos, genera mucho estrés, ver como esa misma gente pasan y aplastan y se llevan por delante entre sí, empieza a generar hasta repudio, ganas de no montar, hasta miedo a que de pronto pase algo. Ser testigo de las interminables esperas en esas estaciones para que un alimentador o un padrón llegue a tiempo, es para verdaderos seres pacientes y tranquilos, porque, Dios mío, a veces hasta 30 minutos o una hora para que pasen, y lo peor, es que la mayoría de veces pasan llenos, y toca seguir esperando. Todo eso sin hablar a fondo de la mala calidad del aire acondicionado, el problema de las puertas que no abren o no cierran, y aunque suene despectivo, una de las cosas por las cuales quitaron el transporte público era para disminuir la venta ambulante, pues qué mal, porque en el MIO se ve cada vez más, se montan muchos más vendedores por estación, y ese es un problema que se le salió de las manos a esta empresa de transportes.

En Cali anteriormente no se vivía este caos, sí, había inseguridad, claro, no lo voy a negar, pero tampoco voy a negar que, mientras existían estas empresas de transporte, la gente llegaba más rápido a sus trabajos, había diversidad, y sobre todo, la seguridad de que no te ibas a quedar parado como un pendejo esperando hasta una hora una ruta de bus. Como todo, habían cosas muy malas, pero que, de verdad, se podían corregir. Lastimosamente ya no se puede echar vuelta atrás, ya nos obligaron a usar este servicio que aunque funciona muy mal, es lo que a la brava nos toca pagar todos los días, por lo menos hasta que nos paguen más plata en nuestros trabajos y podamos comprar una moto o un carro.

Dejo a su consideración recuerdos que muchos yo sé que también los han vivido, como montar en la Blanco & Negro 6, la Alameda 4, la Papagayo 8, el Verde Plateada 3 o el Amarillo Crema 1. Todos prestaban eficazmente su servicio. Ojalá algún día Cali vuelva a hacer la misma de antes, por lo menos en lo que tiene que ver con el tema del transporte público.

El Chontaduro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.

*