Redacción El Chontaduro

Semanas atrás, cuando anunciaron la salida de Uber de Colombia, un supuesto líder de los taxistas, Freddy Contreras, hizo un video despotricando de las mujeres que trabajaban con esta plataforma, asegurando que quedarían desempleadas y tendrían que ponerse a lavar y planchar, pero quien se quedó sin trabajo fue él.

Sus grotescas palabras tuvieron un grave efecto para su vida, pues tras hacerse viral en redes por su altanería, perdió el apoyo de su gremio, le quitaron el taxi que lo mantenía, lo vetaron de una empresa de ‘amarillitos y de paso le siguen llegando amenazas de muerte.

Así las cosas, sin trabajo y sin nada que hacer por la mala fama que cosechó, a Freddy Contreras no le quedó otra opción que ‘pedirle cacao’ a empresarios de calzado para que lo dejen trabajar como vendedor de zapatos.

Por todo el escándalo que él mismo formó, el ex conductor ha tenido que salir con ‘el rabo entre las piernas’ a pedir disculpas; en Blu Radio aseguró que “fueron unas palabras que el diablo puso en mi corazón”, y ahora solo pide que le den una oportunidad.

No obstante, como muchos lo ven y como él lo dijo en su momento, puede ir abriendo negocio “para lavar carros, para barrer calles, trabajo sí hay”.