Redacción El Chontaduro

Para nadie es un secreto del compromiso extra-oficial, por supuesto, de la administración de Maurice Armitage con la candidatura de Alejandro Eder. Se trata de la candidatura que mejor representa la continuidad del proyecto político, si es que cabe la expresión, que ha venido encabezando el empresario del acero desde la administración municipal.

Lo cierto es que la llegada de funcionarios que hicieron parte de la administración Armitage a la campaña del magnate de la caña no para, la más reciente adquisición de las toldas ‘ederistas’ es la de Diana Carolina Rojas, quien hasta hace unos meses fue la secretaria privada del Alcalde Armitage.

Se trata de una adhesión bastante significativa, al menos en lo simbólico, pues Diana era una de las personas más cercanas y de mayor confianza del actual alcalde, lo cual confirmaría la cercanía programática, y claro, burocrática entre ambos magnates.

Diana Carolina, además, va con todo como candidata al Concejo de Cali. Sin duda una apuesta arriesgada para una joven sin mucho capital electoral conocido.

El continuismo armitageriano (imposible la construcción de un ísmo con el apellido del alcalde, pero vamos, al menos lo intentamos), por lo tanto, estaría en cabeza de uno de los propietarios del Ingenio Manuelita. Brillante futuro para la consolidación de la plutocracia caleña.