Redacción El Chontaduro

Faryd Mondragón, el icónico exarquero de la Selección Colombia, nos tiene acostumbrados a su “genialidad” a la hora de hacer comentarios futbolísticos. Su amplio conocimiento de la táctica, la estrategia, la preparación física y demás complejidades, le permiten hacer comentarios que a ningún otro periodista deportivo se le habrían ocurrido; de ahí el prestigio que Faryd ostenta entre los fanáticos, que ya lo han posicionado como un verdadero referente intelectual cuando de deportes se habla.



Como no podría ser de otra manera, en la más reciente transmisión del canal Winsports, el clásico América-Cali, en la que por cierto debutaba el famoso narrador caleño Javier Fernández luego de renunciar a su larga vinculación con el Gol Caracol, Faryd lanzó uno de esos comentarios que “ponen a pensar al país”, que implican una nueva forma de concebir al fútbol.

Mientras el encuentro pasaba por un segmento de juego agresivo, en el que el balón no circulaba con fluidez para ninguna de las dos escuadras, Faryd cuestionó uno de esos paradigmas que sostienen la forma convencional en la que entendemos el juego, según el cual los “clásicos” son partidos de lucha y fuerza, más que de estética. 



 “Los clásicos para poder ganarlos hay que aprender a jugarlos”, afirmó Faryd con su habitual genialidad. Con esta frase “brillante” demostró una vez más su enorme sabiduría.

¿Quién habría pensado que para ganar un clásico hay que aprender a jugarlo?, es más, ¿A quién se le habría ocurrido que hace falta saber jugar para ganar un partido clásico? A nadie, solamente a una lumbrera, a un genio, como Faryd. 




 

(Visited 1 times, 1 visits today)