Redacción El Chontaduro

Una medida inédita acaba de tomar el alcalde de la ciudad Maurice Armitage, producto de los saqueos y desmanes que se producen en toda la ciudad durante la jornada de paro de este 21 de noviembre.

“Ningún ciudadano de Cali puede estar en la calle a partir de esa hora porque será detenido”, declaró el alcalde en rueda de prensa en la tarde de este jueves.

La medida tendría como objetivo evitar el escalamiento de los actos vandálicos que a esta hora azotan varios sectores de la capital del Valle.

Estas son las declaraciones del alcalde Armitage anunciando el toque de queda, una medida inédita, al menos en las últimas décadas: