Redacción El Chontaduro

El nivel intelectual y de decencia de la política en Colombia no podía ser más lamentable, en lugar de discusiones de ideas hoy en día se utilizan las redes sociales como se usan las paredes de los baños en los colegios: muros nauseabundos en los que los insultos, la ignorancia y la vileza reinan.

Un claro ejemplo de lo anterior fue un lamentable mensaje que recibió la diputada del Centro Democrático en el Valle, Juanita Cataño, por parte del ex-senador y ex-alcalde, y también candidato a la Alcaldía de Cali, Jorge Iván Ospina.

Las palabras, condescendientes y despreciativas, dejan un tufillo innegable a machismo: El arrogante político varón, menospreciando a la ‘pobrecita’ mujer que no alcanza su (supuesta) altura intelectual.

Ni siquiera en medio de una campaña electoral, cuando es tradición que los candidatos expongan lo más hipócrita de su personalidad, abracen niños y besen ancianas por doquier, Ospina fue capaz de refrenarse a la hora de insultar a una mujer acudiendo al machismo más burdo.

El intercambio casi soez de ‘ideas’ se produjo a través de mensajes directos en la red social Twitter, y fue hecho público por la diputada Cataño.

La misma diputada calificó las palabras de Ospina como ‘misóginas’, resaltando la naturaleza machista de llamarla “mentirosita” y, en otras palabras, cuestionar sus capacidades intelectuales.