Redacción El Chontaduro

En Colombia siempre ha existido tensión entre los integrantes de la Fuerza Pública y la ciudadanía, sobre todo cuando estos primeros dejan de lado su papel de defender a la comunidad y se escudan en la delincuencia que deberían combatir.

Recientemente la Fiscalía capturó a siete policías activos y dos retirados que integraban una banda dedicada a asaltar bancos en Bogotá.

Estos supuestos ‘héroes de la patria’ no solo operaban en la capital del país, sino en municipios cercanos y robaban viviendas, entidades bancarias con armas de largo alcance, todo como parte de retenes falsos.

 “Los policías participaron en fleteos y hurtos bancarios al ingresar a las entidades financieras con armas de largo alcance”, señaló la Fiscalía a Canal Uno.

Estas ‘joyitas’ que se hacían llamar los Centenarios deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, concusión, obstaculización ilegítima de un sistema informático, utilización ilegal de uniformes e insignias y peculado.

Sin embargo, la flexibilidad de la justicia permitió que los policías que aún se encuentran activos y un civil, tengan casa por cárcel y solo tres de los delincuentes capturados fueran enviados a la cárcel por lo que se presume que seguirán haciendo de las suyas desde la comodidad de su casa.