Redacción El Chontaduro

Para seguir dándole forma a su nuevo proyecto de radio Tv digital en Semana, Vicky Dávila ha buscado a los pesos pesados de la política nacional para soltarles el micrófono y ponerlos a hablar de los temas más polémicos del país.

En esta oportunidad la periodista se puso cita con su ‘archienemigo’ Gustavo Petro quien soltó la lengua y aprovechó la oportunidad para lanzar pullas a diestra y siniestra contra el gobierno de Duque y varios de sus adversarios políticos.

Como el debate inició con la renuncia de Guillermo Botero por la muerte de 8 niños durante un operativo militar, Petro se despachó y aseguró con otras palabras que al presidente a quien tildó de “cascarón vacío” le quedó grande el cargo aún con Uribe detrás, “lo que pasa con Duque es que es un mal imitador, pero el bombardeo es típicamente Uribe”.

El senador les bajó los humos a los llamados ‘tibios’ o centristas asegurando que “el Centro es una manera facilista de no asumir los problemas”, se atrevió incluso a llamarlos “chimbos” por no atreverse a tomar una postura política, sin embargo, también dijo que él y sus ideales no representan a la izquierda y menos de derecha, ¿entonces a dónde pertenece?

Petro no escondió su ego de salvador al asegurar que él hubiera sido mejor presidente que Duque, y de paso tildó a los uribistas de “brutos” y se fue directamente contra el senador Carlos Felipe Mejía, pues indicó que se basan en una lógica de “el que ladra, el que tienen formateado el cerebro y otros que medio opinan”.

Además, el exalcalde dejó claro que su nombre estará presente en las próximas elecciones presidenciales y aunque se tiene fe, cree que si no gana en 2022 dejará de lado esas aspiraciones sobre todo porque según él la edad ya no le da.

Finalmente, dijo que está “aburridísimo” de ser Senador, que va de muy mala gana al Congreso, porque considera que no hay transformación, pero como todos debe recibir de muy buen humor la ‘bobadita’ de sueldo que le llega puntualmente cada mes.