Redacción El Chontaduro

La admiración de algunos colombianos hacia el cantante Carlos Vives los llevó a querer darle un reconocimiento por su labor musical, y como en este país para todos hay una estatua, el cantante vallenato no podía ser la excepción.

La escultura que pretende homenajear al cantante está ubicada en el municipio de Ciénaga, Magdalena. Sin embargo, más que causar admiración, provocó burlas en los residentes del pueblo, pues aseguran que además de no parecerse al samario, tiene rasgos de mujer.

La imagen de Carlos Vives aparece junto a del maestro Guillermo Buitrago, compositor de vallenato y personaje icónico del municipio de Ciénaga, de quien recibe una guitarra como un aparente símbolo cultural.

Pero lo que llama la atención es que la que la apariencia de la estatua se asemeja más a la de una mujer por las expresiones en el rostro y el pecho notoriamente abultado.

Sin embargo, sus creadores creyeron que bastaba con enmarcar al samario con sus recordados pantalones cortos, camiseta desaliñada y pelo con rastas y recogido con una bandana, para que todos creyeran que sí era Carlos Vives.

Al parecer las buenas intenciones del exalcalde Edgardo Pérez y su equipo no fueron suficientes para hacer una obra respetable, por el contrario, ha generado mucha polémica y burlas no solo para el pueblo sino para el artista.