Redacción El Chontaduro

Este martes fue la primera emisión del nuevo programa que conduce Vicky Dávila en su nueva casa, el Grupo Editorial Semana, y según las cifras preliminares, se trató de un rotundo fracaso.

La ‘jugada’ profesional de Vicky, bastante extraña, al dejar La W para jugársela por el nuevo concepto digital de Semana, no salió del todo bien en su primera edición.

El programa, que solo se transmitió a través de Internet (Facebook y Twitter), contó con la presencia a través de una videoconferencia del empresario Carlos Mattos, que es pedido en extradición por la justicia colombiana por un escándalo de corrupción.

Parece que el tema no fue demasiado atractivo para la audiencia, porque de acuerdo a lo que informa Pulzo:

“En Facebook, la transmisión en Vivo de Semana tuvo en promedio entre 500 y 700 espectadores; mientras que en Twitter el número mejoró y se acercó a 1.000”, unas cifras del todo RIDÍCULAS para una mujer que estaba acostumbrada a manejar a su antojo las audiencias radiales en La W.

En su anterior casa, en W Radio, por el contrario, la audiencia estuvo ‘por los cielos’, debido a la presencia del senador Gustavo Petro.

“La transmisión en vivo en Facebook tuvo un mayor impacto y superó los 7.000 espectadores concurrentes”, de acuerdo a Pulzo.

En cualquier caso se trató de un verdadero FRACASO el inicio de este proyecto comunicacional basado 100% en el mundo digital.