Redacción El Chontaduro

El primer bloqueo de TransMilenio de esta semana de protestas corrió por cuenta de mismo empleados, o mejor ex empleados, del sistema de transporte masivo capitalino.

Se trata de un grupo de conductores que formaban parte de la nómina de Transmasivo y que operaba el sector de Suba como parte de la Fase II de TransMilenio.

Con la renovación de 1400 buses que se hizo el año pasado por cuenta de la alcaldía de Peñalosa varias concesiones cambiaron y una de estas era la de Transmasivo, por lo que cambiaron varios puestos y, entre ellos, unos conductores.

Según los afectados dicen que fue una “masacre laboral” y decidieron protestar incluso un día antes que la fecha citada para el paro nacional.

Ahora el sistema TransMilenio se convirtió en blanco de diferentes grupos de protestas al punto de ser saboteado por incluso trabajadores del mismo sistema.

Ya de por sí es un sistema de transporte que no logra cumplir con la demanda de transporte de una ciudad tan grande como Bogotá, suele tener fallas técnicas y problemas en la operación, y ahora es sabotead constantemente por grupos de todo tipo.