Redacción El Chontaduro

Según el Ministerio de Educación Nacional el 46% de los estudiantes que ingresan a un programa profesional en universidades deserta.

Según el mismo ministerio, las cifras de estudiantes que se han beneficiado del plan ‘Ser Pilo Paga’ mantiene la proporción de deserción que el resto. ¿Qué pasa con los Pilos?

Hay muchos factores, pero los principales se deben a dificultades para adaptarse a la vida universitaria, déficit presupuestal para manutención, un apoyo familiar y la pérdida de materias o semestres.

Algunos estudiantes, al perder materias o semestres se ven abrumados por la situación y se retiran, muchos de ellos para trabajar y ayudar en sus casas.

El problema para estos estudiantes es que al hacer esto, al no terminar el programa para el que se inscribieron, el dinero usado para sus estudios no se condona, pues, una condición del beneficio es que culminen su carrera al cabo de 4-5 años de iniciada, dependiendo del programa.

De modo que, ante esta situación, terminan endeudados, asustados y sin poder completar sus estudios.

Aunque la Ministra de Educación denunció que hay un déficit de 2 billones de pesos para completar el programa, dice que hay presupuesto para cumplirle a los ‘Pilos’ que continúan cursando su carrera según el plan.

El problema está en aquellos que no han podido seguir el plan, muchos con problemas, deprimidos y endeudas, sin embargo el Ministerio tiene la iniciativa de reincorporarlos a la universidad a los que han desertado por varios motivos para que culminen su plan de ‘Ser Pilo Paga’.

Mientras tanto, como contó Revista Semana a un entrevistado, hay algunos que tienen una deuda de 40 millones de pesos, no tienen el estudio y trabajan como pueden para ayudar en casa.