Redacción El Chontaduro

Como una estrella de cine el presidente Iván Duque se pasea por las playas de Cartagena en pantaloneta y para pasar desapercibido usa unas gafas de sol, pero claro aprovecha y se saca fotos con algunos lugareños que lo consideran una celebridad.

Lo raro no es verlo turisteando y no trabajando, porque para muchos durante su primer año se dedicó más a socializar, que a poner cuidado a los líos políticos y necesidades que la gente hasta con un paro le gritó.

Pero a Duque le encanta iniciar el año a su manera, con sus típicas embarradas, pues mientras él se asoleaba, las Autodefensas Gaitanistas (AGC) se tomaban la comunidad de Pogue (Bojayá), y aunque denunciaron desde el 31 de diciembre, y ni el presidente, ni el Ejército, ni MinDefensa les puso cuidado desatando una gran incertidumbre en la zona.

Todo esto solo fue una nueva oportunidad para los detractores del gobierno de iniciar el año como les gusta, criticando a Duque, al que le tocará no terminar de broncearse y venirse a cumplir con su trabajo, que se supone fue para lo que lo pusieron ahí.